Psicotest: ¿Cómo cierras el puño?

 


Un estudioso del lenguaje corporal mostró tres ejemplos de cómo se cierran los puños y lo que significan.

En varias ocasiones apretamos los puños para comunicar algo, pero nunca nos fijamos en los  detalles: dependiendo de cómo se cierren los dedos, puedes entender la personalidad de una persona.

Apretar los puños es un acto inconsciente. Hacemos esto cuando estamos enojados, estresados o frustrados. 

En realidad, debes prestarle atención, porque dice mucho sobre tu personalidad. Para saber cómo funciona, comienza apretando el puño. Observa  cómo lo haces y luego compáralo con las siguientes imágenes.

Una estudiosa del lenguaje corporal ha publicado las tres formas principales en que se cierran los puños y, según la posición de los dedos, ha analizado los siguientes parámetros: "Cómo te ven los demás", "Cómo te sientes" y "Amor".

A partir de un gesto, el experto hace una visión completa del carácter de una persona. Antes de leer los tres casos a continuación, intenta cerrar el puño para saber en qué categoría se encuentra.

1) El pulgar está bloqueado en la palma de la mano por los otros dedos.

  • Cómo te ven los demás:

Persona con un fuerte espíritu creativo, agudo y expresivo, a menudo muy sensible, reacciona rápidamente a los cambios. Muy pragmático, con un gran talento artístico. Más bien cautelosa, a menudo tiende a preocuparse. Inteligente, lucha por la armonía y la justicia. Bastante bueno manipulando a los demás.

  • Cómo te sientes:

Prefieres mantener la calma, tienes un carácter dócil, eliges guardar lo que sientes en tu interior antes que herir a alguien. Eres muy sociable y es fácil llevarse bien contigo. Todo lo que necesitas es algo de libertad y el espacio que necesitas para poder cultivar tus sueños. Solo necesitas unos pocos amigos fieles.

  • Amor:

No te gustan las escenas forzadas. Prefieres un ambiente cómodo y relajado, y esto también se aplica a tus relaciones. Tu mayor debilidad es que eres bastante compasivo. Incluso si has sido profundamente herido, siempre estás listo para perdonar y olvidar.

2) El pulgar descansa sobre los otros dedos que se cierran sobre la palma

  • Cómo te ven los demás:

Tienes talento y creatividad para vender. Un encanto especial que conquista a todos de inmediato y te hace hacer amigos sin esfuerzo. Generoso, inteligente y seguro. El poder es muy importante y estás listo para trabajar duro para conseguirlo. Al mismo tiempo muy flexible y atento.

  • Cómo te sientes:

Tienes un alma muy sensible. Te gustaría lanzarte a tantas cosas, pero tienes miedo de salir lastimado. Esto se debe a tus altísimas expectativas y, al mismo tiempo, al miedo a perder. A menudo necesitas aliento. No lleva mucho tiempo hacerte feliz: basta con estar cerca de alguien que te comprenda y te ame por lo que eres.

  • Amor:

La tendencia es pensar demasiado y cuestionar todo. Esto significa que a veces te pierdes en recuerdos dolorosos que podrías simplemente dejar ir. Muy a menudo sigues dudando, te gustaría tener a alguien cerca, pero te asusta la idea de abrirte con alguien.

Solo porque tienes sentimientos tan profundos, tienes miedo de ser abandonado. Por eso prefieres dar la impresión de que no necesitas a nadie, apareciendo más frío y más distante de lo que realmente eres.

3) El pulgar está al lado de los otros dedos que se cierran sobre la palma de la mano.

  • Cómo te ven los demás:

Una persona sensible, con una imaginación fértil y una gran intuición. Incluso  disfrutas ayudando a los demás, eres muy generoso y  también algo inseguro. Entusiasta, pero solo por las cosas que realmente te interesan. Además, puedes impacientarte rápidamente ya que pones toda su energía solo en lo que te interesa. Curioso por naturaleza, aventurero, tienes buen sentido del humor y puedes reírte de tí mismo.


  • Cómo te sientes:

Necesitas certeza y te gusta que te traten con honestidad. Esperas ser visto como eres y aceptado. A veces estás demasiado atento a los demás, corriendo el riesgo de que se aprovechen de ello. Lo más importante para ti es la sinceridad, comprobando  lo suficientemente rápido si otros lo están siendo contigo o no. Sabes lo que te hace sentir bien.

  • Amor:

No eres particularmente bueno para expresar tus sentimientos. Cuando tu pareja empieza a pensar que quizás te gusta mucho, lo cierto puede ser que lo has estado amando "en secreto" desde hace mucho tiempo.

Esto no significa que no estés siendo honesto, sino simplemente que no puedes hablar abiertamente sobre lo que sientes y, por lo tanto, tiendes a ocultarlo. A veces te enojas, incluso si a menudo dejas tus necesidades en un segundo plano. Siempre tratas bien a tu pareja y la palabra egoísta no te define.

No hay comentarios:

Publicar un comentario