¿No consumes los ajos germinados? Mira lo que te estás perdiendo


Todos hemos oído alguna vez que consumir en ayunas  ajo crudo es excelente  contra la diabetes, el cáncer, tuberculosis, difteria, malaria, ciática, esterilidad, sífilis, e impotencia.







Como sabes y te habrá ocurrido muchas veces, al tener los ajos almacenados durante un tiempo, estos sufren una transformación produciéndose su  germinación, es decir, se inicia el proceso en el que nuestros dientes de ajo se convierten en  planta.

La mayoría de las veces cuando el ajo inicia este proceso de germinación casi todas las personas lo mandan directamente al cubo de la basura. Pero esto es un grave error!!! Son muchos los beneficios que estamos rechazando por desconocimiento. Te explicamos!!

PROPIEDADES  CURATIVAS  DEL  AJO GERMINADO

Tras cinco días de germinación del ajo aproximadamente,  es cuando los antioxidantes están en su máxima concentración, hay una cantidad muy considerable y mucho más potente que cuando el ajo está sin germinar en su estado normal, lo cual es muy beneficioso para la salud de los seres humanos. Un antioxidante es una molécula que previene o retarda la oxidación de otras moléculas, ellos son los encargados número uno de luchar  contra  las células muertas de nuestro organismo y los radicales libres que pueden derivar en muchos tipos de cáncer. Por tanto se  convierte así en una medicina anticancerígena natural. Así que si se te ocurre hacer un antídoto natural no dudes en elegir el ajo germinado, es tu mejor opción. 

¿POR QUÉ EL AJO GERMINADO TIENE MÁS PROPIEDADES QUE EL AJO SIN GERMINAR?






Demostrado por un estudio realizado por la Journal of Agricultural and Food Chemistry; se concluyó que:

El ajo al  convertirse en una planta y para su propia protección, produce múltiples sustancias químicas. Unas de las variedades de sustancia que más se producen y de las más importantes son las fitoalexinas. El ajo produce esta sustancia para protegerse de insectos, virus, bacterias y plagas, ya que será un árbol y es más susceptible a ser atacado que cuando es un simple ajo.



Las fitoalexinas en su mayoría son tóxicas para los microorganismos e insectos, pero afortunadamente son inofensivas para los seres humanos y altamente beneficiosas para nuestra salud.

El ajo es muy rico en azufres saludables como por ejemplo la alicina, la cual muchos estudios han demostrado que combate la arteriosclerosis, igualmente ayuda a bajar la hipertensión arterial disminuyendo así el riesgo de  infartos y por si esto fuera poco ayuda a disminuir considerablemente el riesgo de padecer múltiples tipos de cáncer.

Garbanzos: Un excelente antidepresivo natural

Los garbanzos además de liberarnos del colesterol, producen serotonina, la hormona de la felicidad, de la misma forma que los antidepresivos. 
El consumo de garbanzos, en Oriente Medio cocinados como hummus, produce una buena sensación y hasta la felicidad a quienes lo ingieren, según un estudio de investigadores israelíes. 




Produce serotonina, la hormona de la felicidad 

Los consumidores no pueden explicar el estado de bienestar que les causa un plato de hummus regado con aceite de oliva y salpicado con pimentón. Pero ahora se sabe por qué, dijo a Efe el arqueólogo Abi Gofer, que participó en la investigación junto con otros tres científicos. 



La causa de esa sensación es que contiene un aminoácido conocido como triptófano que, en buena cantidad, produce serotonina, una sustancia benefactora. 

Un plato de hummus satisface con creces el apetito y nos ayuda a dormir 



El investigador añadió que, en el caso de las mujeres, ‘contribuye a la ovulación y que queden embarazadas con mayor rapidez’. 

El garbanzo, un producto de la tierra que genera miles de millones de dólares en los países donde se consume, ‘es comparable con el trigo’ por su importancia alimentaria, con un lugar en la historia ‘que se remonta a 10.000 años’. 

El equipo de investigadores incluyó al doctor Zohar Kerem, experto en alimentación; al botánico Simja Lev Idón y al jefe del curso de genética de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Shájal Abo. 

garbanzos hummus
Hummus

Los científicos llegaron a la conclusión de que el garbanzo cultivado, a diferencia del salvaje, contiene más serotonina, lo mismo que en los antidepresivos. Los productores que escogieron y cultivan la especie más conocida no lo hicieron por mera casualidad, aunque no entendieran científicamente por qué su ingestión les producía bienestar y una sensación de calma. 

El mismo aminoácido del garbanzo que causa la segregación de la serotonina, es el que emplea la farmacología moderna para producir el popular antidepresivo Prozac 



En general, israelíes y árabes suelen comer a diario hummus acompañado con encurtidos y lo untan en el pan pita, sin miga, junto con una pasta preparada con semillas de sésamo, la "tejiniya". 

El profesor Gofer comentó que el precio y las ventas del garbanzo en el mercado podrían multiplicarse en miles de millones de dólares si fuesen enriquecidos por medio de la moderna genética vegetal. 

Entre los grandes consumidores de garbanzos, además de los pueblos de Oriente Medio, se encuentran la India y Australia.




Fuente: Ecoportal.net

Ortiga para aumentar la memoria


El consumo de ortiga es muy importante para ayudar a la formación de estrógenos que propicia el aumento del rendimiento mental.



El consumo frecuente de esta hierba puede ayudar a mejorar los síntomas que produce la perdida de  memoria, esta planta se puede consumir todos los días sin ningún problema en las ensaladas como una verdura cualquiera. De esta manera estará protegido por mucho tiempo contra la pérdida de la memoria.

En la antigüedad no existían los medicamentos –provistos y comercializados por las grandes industrias farmacéuticas- como hoy los conocemos, tales como los comprimidos, los suplementos dietarios o los polvos efervescentes.

Simplemente las personas recolectaban las plantas que colocaban en un ‘mortero’ y las utilizaban consultando con personas “conocedoras” o con los famosos “boticarios” si es que había en esa zona.

Principalmente en el campo, por las distancias que existían y los pocos medios de transporte, muchas veces se recurría a estas hierbas naturales para los tratamientos de las afecciones.



“…consumiendo estas hierbas, se puede mejorar la calidad de vida…”

En cuanto a la pérdida de memoria, no es un problema que se vea de inmediato. El daño de las personas que padecen Alzhéimer, senilidad o amnesias es progresivo, y consumiendo estas hierbas, se puede mejorar la calidad de vida de los afectados e incluso -tomadas a tiempo- las enfermedades se pueden prevenir.




Lo mejor para que el tratamiento sea efectivo, es recoger las plantas de su huerta o cultivo hogareño, para asegurarse de que no contengan ningún producto químico y garantizarse su origen orgánico y natural.


10 razones para ser vegetariano


¿Una filosofía de vida, una moda, una lucha por la causa? Encontramos respuestas de todo tipo, pero lo que sí es cierto es que  la dieta vegetariana ha calado hondo en la sociedad actual. Por supuesto es una opción muy personal, pero aquí os damos diez razones de peso para adoptar la alimentación vegetariana:




1.- Las grasas vegetales polisaturadas tienden a disminuir la presión arterial, mientras que las grasas animales la eleva.

2.- Son numerosas las investigaciones que demuestran que las dietas de bajo contenido graso nos previenen de enfermedades cardiacas. La dieta vegetariana además de poseer esta cualidad, puede revertir esos males.

3.- La pasta ingerida sin carne contiene gran cantidad de carbohidratos y es un alimento ideal para corredores al producir energía sostenida sin exceso de grasa o de calorías.

4.- Cuanta más fruta, vegetales y cereales comas, mayor cantidad de nutrientes tendrás en tu organismo. Una dieta vegetariana variada y debidamente equilibrada, aporta los niveles necesarios en nutrientes que nuestro organismo necesita.

5.- Es una medida excelente para prevenir el cáncer por la cantidad de fibras presentes en la alimentación vegetariana; que facilita la expulsión de los residuos alimenticios, se eliminan las toxinas y previene así el cáncer del colon. También hay muchos vegetales como el brócoli, coles de bruselas, coliflor, ajo y otros, que contienen propiedades anticancerígenas.






6.- La dieta basada principalmente en cereales, vegetales y frutas, ayuda a controlar la diabetes, un ejemplo de ello son los asiáticos y polinesios que al llevar esta dieta los casos de diabetes entre esta población son muy raros; pero cuando adoptan la alimentación occidental, los casos de diabetes se vuelven más numerosos así como las derivadas complicaciones, como la arteriosclerosis.

7.- Si hablamos desde el punto de vista económico, los platos basados en vegetales son más económicos; en cuanto a los precios actuales de la fruta, podemos pensar que estamos ahorrando las facturas médicas.


8.- Adoptar la alimentación vegetariana nos permite multiplicar nuestros conocimientos sobre dietética y nutrición al tomar mayor interés y conciencia para nuestra salud y bienestar. La literatura vegetariana es amplísima y verdaderamente interesante.


9.- Las pastas y cereales son una excelente fuente de energía, recomendada sobre todo por los atletas y los fisioculturistas. Es imprescindible para construir músculos y aumentar la resistencia. Contra lo que generalmente se cree, la dieta vegetariana no es pobre en proteínas.






10.- Es una alimentación completa porque todos los nutrientes que el organismo necesita se encuentran en el reino vegetal; las vitaminas, los aminoácidos y los minerales están presentes en los vegetales.

Pero ante todo ten presente siempre, que la sola alimentación no es suficiente. Tan importante como una adecuada alimentación, es nuestro equilibrio emocional que debemos mantener para permanecer saludable. Algo difícil de lograr en esta época convulsa, pero es necesario recurrir de los recursos que disponemos para conseguirlo. Debemos empezar por revisar nuestra actitud ante la vida y evitar el hábito de la prisa, propio de las grandes ciudades, que solo consiguen producirnos ansiedad y angustia hasta estresarnos, desmejorando nuestra calidad de vida y bienestar con repercusiones negativas para nuestro organismo.