La muerte es el despojo de todo lo que no somos




La muerte es algo que ha inquietado a todos desde que la vida es vida. Se trata de un hecho desconcertante al que siempre se le ha tratado de dar una explicación. Tanto es así que los grandes pensadores y motivadores de todos los tiempos siempre han intentando explicarlo. Son esas mismas pensamientos sobre la muerte y el sentido de la vida los que  hemos recopilado en este post. ¿Su objetivo? Que las leas todas y que reflexiones sobre cada una de ellas. Danos tu opinión:


Una cultura que niega  la muerte inevitablemente se vuelve superficial   preocupada solo por la forma externa de las cosas. Cuando se niega la   muerte, la vida pierde su profundidad.

La muerte es un despojo  de  todo lo que no eres tú. El secreto de la vida es 'morir antes de  morir' y  descubrir que no hay muerte.

Nada que fuera real murió jamás, solo nombres, formas e ilusiones (Eckhart Tolle)


Cuando muere alguien a quien amamos, nos ponemos tan ocupados lamentando  que murió que ignoramos lo que  hizo'.

 (Ram Dassr)


No se pare en mi tumba a llorar.

No estoy ahí. No duermo.

Soy mil vientos que soplan.

Yo soy los destellos de diamante en la nieve!

Yo soy la luz del sol sobre el grano maduro.

Soy la suave lluvia otoñal.

Cuando te despiertas en el silencio de la mañana

Soy la prisa veloz y edificante

De pájaros tranquilos volando en círculos.

Soy las estrellas suaves que brillan en la noche.

No te pongas en mi tumba y llores.

No estoy ahí. Yo no morí '.

(Mary Elizabeth Fryer)


La  muerte no es nada de qué entristecerse, es algo que hay que  celebrar  con canciones y bailes. Es un momento de regocijo. La muerte  es solo la  muerte del cuerpo. Pero seguirás viviendo en la conciencia  universal,  por siempre jamás ”.

(Osho)


'Lo real no muere, lo irreal nunca vivió.

 En  la muerte solo muere el cuerpo. La vida no, la conciencia no, la   realidad no. Y la vida nunca está tan viva como después de la muerte.

 En  algunos casos, la muerte es la mejor cura. Una vida puede ser peor  que  la muerte, que rara vez es una experiencia desagradable, sean  cuales  sean las apariencias. Por tanto, compadécete de los vivos, nunca  de los  muertos.

 Con la muerte muere la idea 'Yo soy este cuerpo'. El testigo no lo hace.

 La  gente tiene miedo de morir, porque no sabe quiénes son y qué es la   muerte. En el momento en que conoces tu ser real, no le tienes miedo a   nada. La muerte da libertad y poder. La felicidad de ser absolutamente   libre es indescriptible ”.

 (Nisargadatta Maharaj)


'La única razón por la que la gente tiene tanto miedo a la muerte es que no saben nada más allá del cuerpo'.

(Sadhguru)


'Esta  forma es solo un disfraz por un tiempo. Pero el que está detrás  del  disfraz es eterno. Si sabes esto, no te preocupes por nada. Cuando  te  descubras a ti mismo como conciencia, el miedo a la muerte ya no te   molestará.

(Mooji)


Si le tienes miedo a la muerte, ten   miedo. Y luego viene la hasta ahora increíble sorpresa: no mueres porque   nunca naciste. Acabas de olvidar quién eres.

(Alan Watts)


La muerte es solo una experiencia a través de la cual debes aprender una gran lección: no puedes morir.

La realidad de tu vida no puede morir porque eres una conciencia indestructible '.

(Paramahansa Yogananda)


'No hay nacimiento, no hay muerte. No hay venida, no hay ida. Solo pensamos que hay.

Cuando  sabemos que el nacimiento y la muerte están siempre juntos, ya  no  tenemos miedo de morir. Lo que llamas nacimiento y muerte son solo   transformación.

Cuando pierdes a un ser querido, sufres. Pero si   sabe cómo mirar profundamente, tiene la oportunidad de darse cuenta de  que su naturaleza es verdaderamente la naturaleza del no nacimiento, no   muerte. Presta atención al mundo que te rodea, a las hojas y las  flores,  a los pájaros y la lluvia. Si puedes mirar profundamente,  reconocerás a  tu amado manifestándose una y otra vez en muchas formas.  Liberarás tu  miedo y tu dolor y volverás a abrazar la alegría de la  vida.

Sin venir, sin ir, sin después, sin antes, te abrazo fuerte, te libero para que seas libre; Yo estoy en ti y tú estás en mí '.

(Thich Nhat Hanh)


La muerte no apaga la luz; es sólo apagar la lámpara porque ha llegado el amanecer.

La muerte pertenece a la vida como el nacimiento. El andar consiste en levantar el pie como en ponerlo.

Y porque amo esta vida, sé que también amaré la muerte.

El  hombre es inmortal; por lo tanto, debe morir sin cesar. Porque la  vida  es una idea creativa; sólo puede encontrarse en formas cambiantes.

En la muerte, muchos se vuelven uno; en la vida uno se hace muchos. '

(Rabindranath Tagore)


Si  el pensamiento desvía su atención de los objetos que parece  conocer,  vuelve su atención a sí mismo, deja de ser pensamiento y se  revela como  Conciencia pura. Esta Conciencia abierta, vacía,  adimensional y sin  objeto que somos esencialmente, no está limitada por  ninguno de los  pensamientos, sentimientos, sensaciones o percepciones  que aparecen en  nuestro interior. Estuvo presente antes de la aparición  del  cuerpo-mente, está presente durante la aparición del cuerpo-mente y   permanece presente después de la desaparición del cuerpo-mente. Eso no   es algo que descubrimos cuando morimos. Podemos descubrirlo en  cualquier  momento.

Nada desaparece nunca. Sólo las formas se transforman constantemente ».

(Rupert Spirar)


La conciencia es preexistente y sobrevivirá al cuerpo. El cuerpo muere, pero el espíritu que lo trasciende no puede ser tocado por la muerte. Cuando se rompe una olla, el espacio interior no lo está. Cuando el cuerpo muere, el Sí mismo que hay en él permanece eterno. Los muertos son afortunados. Solo los que quedan atrás se sienten miserables. Descubre tu Ser inmortal y sé inmortal y feliz '.

(Ramana Maharshi)


Nadie muere. No hay tal cosa como la muerte. Solo hay vida eterna y tú eres eso.

¡Estás  soñando el sueño mortal! Si eres consciente de que estás  soñando, ¿vas a  reaccionar ante algo? ¿Reaccionará ante situaciones si  sabe que está  soñando? Por supuesto no. ¡Te vas a reir! Verás una  guerra en curso y te  meterás en el medio del campo de batalla y dirás:  '¿Qué estás haciendo?  ¡Todo esto es un sueño! Tira tus armas. ¡Estás  perdiendo tu tiempo!  Nadie muere, nadie muere, nadie nace. Todo es un  sueño '. ¡Y  probablemente te dispararán por decir eso! ¡No importa si  te disparan!  Eres consciente de que estás soñando, así que eres testigo  de que te  disparan y sigues riendo. Y luego te despiertas.

(Robert Adams)


COMPÁRTELO EN WHATSSAP ESTE CON LA GENTE QUE AMAS

Tu casa es el reflejo de tu vida




Un hogar que está sucio y lleno de desorden, no es un lugar feliz para vivir, tiene energía negativa, y las personas que viven en este entorno, se verán afectadas.


El desorden entorpece y estanca, haciendo muy difícil seguir adelante, en nuestros caminos.


El estrés de búsqueda de cosas, provoca ansiedad, deprime y trae confusión, por ello la importancia de tirar, o donar lo que ya no necesitamos, para dar un aire nuevo al hogar.


Tu casa es el reflejo de tu vida, y esto implica todo: “parte física, espiritual, sentimental, laboral, social y familiar.”


Recuerda siempre que hay un lugar para cada cosa, y cada cosa debe estar en su lugar, esto ayuda a estar en armonía, y repercute en un mejor flujo de energía.


Se debe hacer limpieza de casa y deshacerse o remodelar todo aquello que no nos haga sentir bien, para dejar paso a lo nuevo.


No se deben acumular cosas innecesarias, sacar de la casa todo aquello que no aporta nada, todo lo que no sirve, o ya no te gusta.


Al deshacerse de cosas que no aportan nada positivo, la casa pierde negatividad, gana espacio y es mucho más fácil de limpiar, que es algo importante. Hay que rodearse de cosas que nos gusten, que nos traigan buenos recuerdos, que nos motiven.


¡Tu casa eres tú… como está tu casa, así estás tú!”


Nuestro hogar, es un reflejo de nosotros mismos, nos dice como nos encontramos en ese momento, si estamos estancados, rodeados de un montón de cosas que no nos aportan nada, y nos impiden ver o tener tiempo para las más importantes, se pierde tanto tiempo buscando las cosas, ordenándolas o quitándoles el polvo.


Simplifiquemos nuestra vida, y quedémonos con lo que verdaderamente merece la pena. Aligerar tu vida hace que te sientas más liberado. Tomar decisiones hace que te sientas más seguro y responsable. Regalar cosas te hace sentir desprendido y más generoso y ordenando tu espacio, te sientes más organizado y eficaz.


Es una forma de liberar espacio no solo físico, sino también mental, dejar espacio para que entren cosas nuevas, eso no significa tirar cosas que nos recuerden quién somos, eso también es importante tenerlo, los recuerdos son las raíces de quién somos, pero aquello que acumulamos que no nos aporta nada, sácalo de tu casa y de tu vida.


Una vez que se depuró todo lo que no necesitamos más, se debe seguir la rutina del orden y la limpieza para así mantener un ambiente agradable en nuestro hogar, con hábitos como:

  • Tender o hacer tu cama cada mañana, sin duda la habitación tendrá un aspecto más ordenado.
  • Lavar los platos sucios al momento, para evitar que se acumulen.
  • Sacar la basura diariamente, para evitar malos olores, o que rebose.
  • Volver a colocar las cosas en su lugar después de utilizarlas.
  • Hacer limpieza de rutina diaria, sin caer en obsesión, frustración y que nunca disfrutes de la vida.

Un entorno ordenado, limpio y despejado, transmite alegría, paz y equilibrio, sin duda lo más lujoso de tu casa será el orden, recuerda que no es más limpio el que más limpia, sino, el que menos ensucia.

"Una casa puede ser la más humilde; pero si está limpia y ordenada, es un verdadero placer estar allí".

Un hogar: Recarga, edifica, fortalece, inspira, pacifica y hace sentir bien.

COMPÁRTELO EN WHATSSAP ESTE CON LA GENTE QUE AMAS

Último mensaje de Louise Hay antes de fallecer

Louise Hay escritora motivacional y una de las mentes fundadoras del movimiento de autoayuda, creó en 1987 la editorial Hay House, dedicada a publicaciones propias y de autores como Deepak Chopra y Doreen Virtue.


Tras sobreponerse a los duros golpes de una infancia y adolescencia complicadas y un matrimonio fallido, Louise Hay descubrió la iglesia de la Ciencia Religiosa. Así comenzó su aprendizaje y entendimiento del poder transformador de la mente a través de los pensamientos y las palabras.


Así, decidió que enseñaría a la gente cómo las afirmaciones eran capaces de cambiar la realidad y sanar a las personas. A finales de los años setenta, empezó a escribir lo que unos cuantos años más tarde se convertiría en su obra más reconocida: “Tú Puedes Sanar tu Vida“. Este libro (publicado en 1984) inmediatamente se volvió uno de los más vendidos en todo el mundo.



El día 30 de Agosto de 2017 nos dejó físicamente. Falleció a la edad de 90 años de "manera pacífica" mientras dormía. Hoy queremos compartir unas palabras de la gran maestra motivadora unos meses antes de fallecer. Sin duda son otro de los grandes legados que nos dejó a través de una vida dedicada a los demás. Gracias Gracias Gracias Louise Hay:



"Voy a cumplir 90 años este sábado. Elijo ver mi vida moviéndose en diferentes direcciones, todas ellas igual de buenas. Algunas cosas son incluso mejores ahora que en mi juventud. Mis años más jóvenes estuvieron llenos de miedo; en la actualidad mis días están llenos de confianza.


Mi propia vida realmente no comenzó a tener sentido hasta que estaba a mediados de mis 40 años. A la edad de 50 empecé mi carrera de escritora a una escala muy pequeña. El primer año hice una ganancia de 42 dólares. A los 55 años me aventuré en el mundo de las computadoras, lo cual me asustó pero tomé clases y vencí el miedo. 


Hoy tengo tres computadoras y viajo con mi iPad y iPhone a todas partes. A los 60 años tuve mi primer jardín. En este mismo tiempo me inscribí en clases de arte para niños y empecé a pintar. A los 70 y 80 era más creativa y mi vida continúa siendo cada vez más rica y plena.



Todavía escribo, doy conferencias, enseño a través de mis acciones. Estoy constantemente leyendo y estudiando. Soy dueña de una editorial muy exitosa y tengo dos organizaciones sin fines de lucro. Soy una jardinera orgánica dedicada. Cultivo la mayor parte de mi propia comida. Me encanta la gente y las fiestas. Tengo muchos amigos cariñosos. He viajado extensamente. También todavía estoy pintando y tomando clases. Mi vida se ha convertido en un tesoro de experiencias.


Quiero ayudarte a crear una idea consciente de tus últimos años, para que te des cuenta de que estos pueden ser los años más gratificantes de tu vida. Quiero que sepas que tu futuro es siempre brillante, no importa cuál sea tu edad. Mira tus últimos años convirtiéndose en tus años de tesoros.


En lugar de simplemente envejecer y renunciar y morir, vamos a aprender a hacer una gran contribución a la vida. Tenemos el tiempo, tenemos el conocimiento y tenemos la sabiduría para movernos por el mundo con amor y poder.

¡Da un paso adelante, utiliza tu voz, sal al mundo y vive!

Con Amor.... Louise Hay 

COMPÁRTELO EN WHATSSAP ESTE CON LA GENTE QUE AMAS

Así fue mi experiencia de iluminación

Hasta que cumplí 30 años viví en un estado de ansiedad casi continua, intercalado con períodos de depresión suicida. Ahora, siento que estoy hablando de una vida pasada o de la vida de otra persona.





Una noche, poco después de cumplir 29 años, me desperté de madrugada con un sentimiento de pavor absoluto. Muchas otras veces me había despertado con tal sensación, pero en esa circunstancia era más intensa que nunca. El silencio de la noche, los vagos contornos de los muebles en la habitación oscura, el sonido distante de un tren en movimiento, todo parecía tan extraño, tan hostil y tan absolutamente sin sentido que me produjo un profundo disgusto por el mundo.

Sin embargo, lo más repugnante de todo era mi existencia. ¿Qué sentido tenía seguir viviendo con esta carga de infelicidad? ¿Por qué continuar esta lucha ininterrumpida? Sentí que un anhelo profundo de aniquilación, de inexistencia, se estaba volviendo mucho más intenso que el deseo instintivo de seguir viviendo.

"Ya no puedo vivir conmigo mismo". Este era el pensamiento que seguía repitiéndose en mi mente. Entonces, de repente, me di cuenta de lo extraño que era. “¿Soy uno o dos? Si no puedo vivir conmigo mismo, debe haber dos de mí: "yo" y el "yo", con el que "yo" ya no puedo vivir ". Quizás, pensé, solo uno de ellos es real.

Estaba tan aturdido por esta cosa extraña que me di cuenta de que mi mente se detuvo. Estaba completamente consciente, pero no había más pensamientos. Entonces, me sentí atraído por lo que parecía un vórtice de energía. Inicialmente fue un movimiento lento y luego acelerado.


Me invadió un miedo intenso y mi cuerpo comenzó a temblar. En ese momento, escuché las palabras "no resistas”, como si fueran dichas desde el interior de mi pecho. Me sentí succionada por un vacío que parecía estar dentro de mí en lugar de afuera. De repente, dejé de tener miedo y me dejé caer en ese vacío. No recuerdo lo que pasó después.

Me despertó el canto de un pájaro fuera de la ventana. Nunca había escuchado tal sonido. Todavía tenía los ojos cerrados y vi la imagen de un maravilloso diamante. Sí, si un diamante pudiera emitir un sonido, habría sido como lo que escuché. Abrí mis ojos. La primera luz del amanecer se filtraba a través de las cortinas. Sin pensarlo, sentí que sabía que hay infinitamente más en la luz de lo que nos damos cuenta. Ese suave brillo que se filtraba a través de las cortinas era el mismo Amor.

Se me llenaron los ojos de lágrimas. Me levanté y caminé por la habitación. Reconocí la habitación, pero sabía que nunca la había visto antes. Todo era nuevo y prístino, como si acabara de salir a la luz. Cogí algunos objetos, un lápiz, una botella vacía, maravillándome de la belleza y vitalidad de todas las cosas.

Ese día caminé por la ciudad lleno de asombro ante el milagro de la vida en la tierra, fue como si acabara de venir al mundo. Durante los siguientes cinco meses, viví en un estado ininterrumpido de profunda paz y dicha. Más tarde, la intensidad de esta sensación disminuyó o tal vez fue solo mi impresión, porque ese estado ahora se había convertido en mi condición natural.

Todavía sabía cómo estar ocupado en el mundo, pero entendí que nada de lo que pudiera "hacer" agregaría nada a lo que ya tenía. Sabía, por supuesto, que me había sucedido algo profundamente significativo, pero no lo entendía en absoluto.

Solo varios años después, después de leer textos espirituales y pasar tiempo con algunos maestros espirituales, me di cuenta de que lo que todos estaban buscando ya me había pasado. Me di cuenta de que la intensa presión del sufrimiento esa noche debió haber obligado a mi conciencia a abandonar su identificación con el yo infeliz y profundamente temeroso, que en última instancia es una invención de la mente. Este abandono debió ser tan completo que ese yo falso y sufriente se derrumbó de inmediato, como un juguete inflable destapado.

Entonces, lo que quedó fue mi verdadera naturaleza como un 'yo soy' omnipresente: conciencia pura antes de la identificación con la forma. Más tarde, también aprendí a entrar en ese reino interior atemporal e inmortal que originalmente había percibido como un vacío y a permanecer plenamente consciente. Viví en estados de indescriptible bienaventuranza y santidad, en comparación con los cuales incluso la experiencia original que acabo de describir palidece.

Llegó un momento en que me quedé sin nada en el plano físico durante un tiempo. No tenía relaciones humanas, ni trabajo, ni hogar, ni identidad socialmente definida. Pasé casi dos años sentado en los bancos del parque en un estado de intensa alegría. Pero incluso las mejores experiencias terminan. Y lo más importante que me queda es esa profunda sensación de paz que nunca me ha dejado desde entonces.

A veces es muy fuerte, casi palpable, y otras también pueden sentirlo. Otras veces está en algún lugar de fondo, como una melodía lejana. Más tarde, alguien empezó a acercarse a mí y a decirme: “Quiero lo que tienes. ¿Puedes dármelo o enseñarme cómo conseguirlo? "Y yo respondía: “Ya lo tienes. No lo percibes porque tu mente hace demasiado ruido ”.

Bibliografía: "El poder del ahora" de Eckhart Tolle

COMPÁRTELO EN WHATSSAP ESTE CON LA GENTE QUE AMAS

Señales de que el mundo espiritual está tratando de contactarte

“Varios días después de que falleciera mi abuela, tuve un sueño sobre ella. En mi sueño, mi madre y yo fuimos a la casa de mi abuela para limpiar su armario. Cuando llegamos a la casa, mi abuela estaba sentada en el sofá. Yo estaba asombrado porque nadie más podía verla. Corrí a donde estaba sentada y le dije: “Pensé que habías muerto”. Ella me envolvió en sus brazos y dijo: “Yo fallecí, pero no podía irme sin despedirme de ti”. Yo sólo tenía seis años, pero me acuerdo perfectamente de todo el sueño.”

Esta es la experiencia de una de las muchas personas que se preguntan si es posible comunicarse con un ser querido que ha fallecido y, en caso afirmativo, cómo es posible. Ya fallecidos por lo general tratan de comunicarse con nosotros a través de mensajes para hacernos saber cómo se sienten, a través de los sueños, mediante sensaciones, con una canción significativa en la radio o en un día estresante.
  
Hay muchas razones por la que ellos quieren regresan para visitarnos, y no necesariamente tienes que ser un médium para sentir la presencia de un ser querido fallecido. Estos métodos directos de comunicación pueden ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento, aunque son más comunes cuando la persona está a solas y consciente de su alrededor. Puedes recibir señales cuando estés completamente despierto, en estado de vigilia o en estado de sueño profundo. La siguiente lista detalla las técnicas más comunes utilizadas por los seres queridos fallecidos para visitarte.


1.- El mundo espiritual transmitirá mensajes a través de los sueños. Creará escenarios o proporcionará arquetipos para llamar su atención. Cuando duermes, te estás alineando con el mundo espiritual. Todas tus creencias disminuyen y te vuelves más receptivo a otras esferas.


2.- Los espíritus se comunican a través de los sentidos: el olfato, el tacto, el gusto, la vista y el oído. Pueden adherirse a sus sentidos olfativos, lo que le permite oler una flor o hierba en particular, un perfume familiar. Siempre guardamos memorias de cómo nuestros familiares olían, probablemente por un cierto perfume que usaban, o por alguna actividad específica que practicaban. Si tu familiar fallecido solía cocinar un plato especial y de la nada comienzas a percibir ese olor, no te asustes y piensa que esa persona está ahí cuidándote. Muchos de los seres de luz también huelen a flores y a incienso como a canela o madera, solo disfruta del aroma y pregunta: ¿qué es lo que deseas de mí?

Pueden provocar un zumbido en el oído para hacerle saber que están cerca de usted. Cuando los tonos viajan por diferentes dimensiones, entran en nuestros oídos con sonidos agudos. Pueden usar su visión periférica para mostrarse a través de las sombras.


3.- También vale la pena recordar que hay cosas que suceden en el mundo espiritual que aún encarnados no entenderemos. Manténgase abierto y observe cómo se desarrollan los milagros.


4.- Luces parpadeantes u objetos que se encienden y apagan.

Ésta es una de las señales más comunes. Los espíritus tienen la habilidad de interferir con la luz y la electricidad porque son energía pura. La mayoría de las veces ellos quieren que te des cuenta de que están ahí y quieren llamar tu atención. Los espíritus usarán luces y otros componentes eléctricos para hacerle saber que están cerca y la energía eléctrica es un canal para que se pongan en contacto. Apagarán las lámparas, aumentarán el volumen de la radio y cambiarán de canal hasta que llame su atención.

Si tu televisión se apaga y prende sin un motivo aparente, trata de analizar la razón por la cual sucedió esto. Por ejemplo, ponte a pensar si el canal en el que se encendió tiene relación con un familiar tuyo o si el programa que aparece era el favorito de una persona cercana que acaba de morir. Inclusive pueden utilizar el radio y encenderla cuando está su canción favorita y así te obligan a recordarlos.

(Recuerda que, aunque los cuerpos mueren, la energía que te conecta con un ser querido es eterna y siempre se puede sentir cuando estás abierto a recibirla.)


5.- Escalofríos. Cuando estás alineado con los espíritus, ocurren cambios en la temperatura corporal. Empieza a tener escalofríos que aparecen de la nada. ¿Alguna vez has hablado de un ser querido fallecido e inmediatamente se te puso la piel de gallina?

A veces sucede que vas por la calle o estando en casa, de repente sientes escalofríos o una sensación de baja de temperatura brusca, aunque esté haciendo un buen clima. La mayoría de la gente ha experimentado algo similar por lo menos una vez en la vida, y la razón de este fenómeno es que los espíritus no generan calor porque, de hecho, lo absorben. Como sabes, el calor es energía en movimiento, y cuando los espíritus lo absorben, dejan una sensación de frío en su lugar. Ellos usan energía para moverse y están ahí porque puede que necesiten un poco de tu tiempo, una oración o simplemente que los recuerdes con amor.

Quieren que sepas que están contigo. Somos seres espirituales que estamos viviendo una experiencia humana. La conexión con el mundo espiritual es normal. Estos escalofríos son simples recordatorios de que este mundo y el mundo espiritual son multidimensionales.


6.- Los animales son mucho más sensibles que los humanos. Empiece a notar las actitudes de los animales que te rodean, como perros y gatos. Si comienzan a mirar un punto fijo durante mucho tiempo o siguen algo que no puedes ver con los ojos, es posible que estén observando la presencia de una entidad espiritual; esto también es cierto si comienzan a ladrar (o maullar) sin ningún motivo.


7.- El sentimiento de ser observado. Muchos de nosotros tenemos la habilidad de sentir la energía espiritual de vez en cuando. Recuerda que nuestra mente juega con nosotros muy seguido, si el sentimiento de ser observado salió de la nada, mientras estabas en la escuela o en el trabajo, leyendo un libro o simplemente concentrado en algo que no tiene nada que ver con fantasmas, entonces ten por seguro que hubo un contacto con un ser de luz.


8.- Apariciones. Las apariciones pueden ser terroríficas, especialmente por cómo las películas las han retratado, como ya se ha dicho, los espíritus no quieren asustarnos, pero puede ser que se nos aparezcan para darnos la paz que necesitamos en ese momento. Cuando vemos apariciones de gente que no conocemos, puede tratarse de un fantasma o de un ángel. Los fantasmas usualmente aparecen para comunicarnos algo importante; los ángeles, para protegernos. En ocasiones si es muy necesario, su presencia será lo más vívida posible y sin ánimo de daño.

COMPÁRTELO EN WHATSSAP ESTE CON LA GENTE QUE AMAS

La oscuridad solo se vence con luz




¿Qué pasa si eres bondadoso y atraes a los oportunistas ?

¿Qué pasa si eres honesto y atraes a los mentirosos?

¿Qué pasa si eres leal y atraes a los que engañan?

¿Qué pasa si eres noble de corazón y atraes a los duros y fríos de corazón?

¿Qué pasa si eres amoroso y atraes a los que sólo aman cuando se sienten solos?

¿Qué pasa si eres generoso y atraes a los egoístas?

¿Qué pasa si eres buen amigo y atraes a los envidiosos?

Aún cuando falte mucho por trabajar conforme a la ley del espejo: No, no siempre atraemos lo que somos

Hay vibraciones densas, sombras que necesitan de tu vibración alta para transformarse. O bien, para alimentarse drenan energía.

La oscuridad, la no conciencia, solo se vence con luz, con una conciencia más consciente, y aunque parezca un juego de palabras, cuando brillas tanto eliminas todas las sombras. No se puede arrojar más oscuridad sobre las tinieblas, salvo que se pretenda alimentarlas y hacerlas más fuertes.

Por tanto, a veces, atraemos a personas que necesitan desesperadamente lo que somos porque podrán estar rodeados de “reflectores”, pero sin duda necesitan de tu luz, esa luz de amor y de lucidez.

Desde el Amor elijo ser espejo, con la consciencia de que nadie puede dar lo que no tiene.

No, no siempre atraes lo que eres...

Afirmemos en voz alta este precioso tratamiento de luz y sanación del alma , en un lugar tranquilo y sintiendo cada palabra:



COMPÁRTELO EN WHATSSAP ESTE CON LA GENTE QUE AMAS

Vivimos en la era del excedente, esa es la enfermedad de la humanidad.




Algunas personas son como llamas en la noche, que en la oscuridad del bosque atraen a los viajeros a su hogar. Generalmente son hombres o mujeres que alimentan su vida con ideas inusuales, locas, capaces de llegar a lugares nunca antes vistos. Alejandro Jodorowsky, el artista chileno, director del culto El Topo y La Montagna Sacra, es una de estas personas. 

De mirada penetrante, con 92 años es el hijo de una vida dedicada a la poesía y al descubrimiento de sí mismo y del mundo. Concedió esta maravillosa entrevista para un diario italiano:


Señor Jorodowsky, ¿cómo va el mundo?

Vivimos en la era del excedente, que es la principal enfermedad de la humanidad. Tendemos a engañarnos a nosotros mismos, alimentándonos de deseos cada vez más voraces. Cada vez tenemos más hijos, consumimos cada vez más. Nos centramos en la cantidad, cuando en realidad lo que la vida nos exige es dejar espacio al silencio, a la calidad. Somos víctimas de una visión artificial, no muy lejos de la virtual. Modulamos la realidad en función de nuestros sesgos cognitivos. Por tanto, nos engañamos pensando que la percepción que tenemos de nosotros mismos y del mundo es en realidad la realidad. Todo esto nos lleva a encerrarnos en jaulas, como si fuéramos pájaros, sin buscar la libertad que nos merecemos. La cantidad de personas en prisión es inmensa.

Estos límites son la base del individualismo contemporáneo, ¿hay solución?

La autocuración del planeta no se puede detener. He hablado de ilusión, pero no digo que todo sea ilusión. La verdad está ahí y sabe abrirse camino por sí misma. Existe una conciencia colectiva que nos une a todos - humanos, animales, plantas y piedras - y que naturalmente encuentra soluciones por sí misma. Es el sistema ecológico el que funciona así: nos salvaremos a nosotros mismos, solo porque el planeta sabe salvarse a sí mismo.

Estos ecos alquímicos y estas fórmulas filosóficas se reflejan en la concreción de la sociedad. Dios, país y familia: ¿qué les pasó?

Las religiones son como los cómics, imágenes antropomórficas creadas por hombres para hombres. Eso no es lo que tengo en mente. Más bien, creo en un vasto sentimiento místico mediante el cual toda la humanidad puede compartir la experiencia de la vida. Es una presunción creer en Dios, no podemos saber exactamente quién creó todo esto. El único dios para mí es el interior que habita en cada uno de nosotros. Somos como gotas en el océano. Si soy una gota, no puedo conocer todo el océano, pero soy una parte integral de él. Entonces no puedo conocer a Dios, pero sé que soy parte de él. La imagen del Todo se refleja en nosotros.

También tenemos concepciones limitantes sobre la patria y la familia. La patria es un esquema artificial, formado por fronteras que no existen en la realidad. La familia, lógicamente, deberíamos concebirla como el conjunto de la humanidad, incluso como todo el ser, antes todo comprimido en una minúscula porción del universo, que nos encerraba a todos. Somos hermanos y hermanas de nuestros semejantes, pero también abejas y moscas.

¿Qué papel juega la política en una hipotética sociedad perfecta?

No hay lugar para ella en el estado de la técnica. La política, tal como la entendemos hoy, es un vasto esquema de espíritu competitivo, donde uno trata de lograr un resultado a través de la confrontación. Creo mucho más en la colaboración, en las discusiones abiertas como lo estamos haciendo aquí, tú y yo. La política sigue siendo extremadamente masculina y machista. Si pienso en el Tarot de Marsella, que siempre he usado durante mis prácticas, hay un Papa y una Papa. Sin embargo, una diarrea equilibrada y funcional que no veo que se practique en nuestras sociedades.

Ha dedicado su vida al arte en todas sus formas: desde el cine hasta la poesía, ¿cuál era su objetivo?

El arte sirve para empujarnos más allá de nuestros límites. Está hecho para lograr el máximo grado de libertad posible. No se trata de dinero y poder, ni siquiera de solipsismo. Volviendo a la metáfora del océano, creo que el arte es el ruido que hacen las olas. El eco de algo superior. Una propagación energética que surge de la conciencia colectiva, que percibimos a través de lo que llamé primero el "dios interior".

Y ahora que tiene más de noventa, ¿qué siente? ¿Hay esperanza?

La vida es hermosa, maravillosa. Y la vejez no es lo que todos piensan, un triste camino hacia la decadencia. De hecho, es un momento sagrado en el que abandonas la idea de la seducción y en el que aceptas por completo tu naturaleza metamórfica. Míranos hablando, no somos tan diferentes. Lo manejamos. Mira estos dientes míos, son artificiales, de lo contrario no los tendría más. Haces esto en la vida: intentas vivirla al máximo.

Entonces, ¿es este el objetivo, vivirlo al máximo?

He llegado a la conclusión de que el sentido de la vida es este: morir feliz.

Señor Alejandro, ¿un saludo poético para concluir?

Ya no quiero ser la hermosa mariposa que baila alrededor de la llama. Quiero ser la llama.

Fuente:  

COMPÁRTELO EN WHATSSAP ESTE CON LA GENTE QUE AMAS